miércoles, 16 de marzo de 2011

(Ciclo)


Y bajo el asfalto
las grietas siguen
su recto avance.
Piedra arriba, calle arriba,
arriba por el ascensor,
subiendo por las piernas,
se agrietan bajo los ojos
y suben al cielo.
Las nubes también
se llenan de grietas.
El sol se rompe igual
que todas las bombillas.
Las máquinas de asfaltar
trabajan en la noche
para dejarlo todo
como estaba.
La gente olvida rápido
el dolor
del hueco insondable.
Y debajo allí de toda la pintura,
revolviéndose entre el corazón
y el intestino delgado,
las grietas nacen de nuevo
como una flor subterránea.
Y siguen inexorables
su escalada en busca
de un sol que rompernos.
En busca de un fruto
más allá de la tierra
que las renueve.
Que las llene por fin
de materia
que no se desbarate.



8 comentarios:

  1. no sé si te llegó el comentario anterior...
    te decía, que hacía mucho que no te visitaba, pero es siempre un golpe certero leerte, sin más, la poesía inmensa.

    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Hola Noe, no apareció ese comentario anterior, pero muchas gracias por este. Da igual cada poco o cada mucho tiempo, si al final esa emoción, ese golpe, os llega. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola bello blog,preciosas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buenas tardes, besos cómplices...

    ResponderEliminar
  4. Las grietas escriben la historia real, con una cruda tinta de dolor.
    La alegoría es sublime.

    OTRO BESO

    SIL

    ResponderEliminar
  5. Las grietas son las arrugas del alma, y esas una vez han comenzado su aparción no hay quien las pare.

    Saludo

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho tu visión.
    Este poema puede tener al menos dos lecturas. Una, la referente, como se ha dicho, a las grietas y dolores personales y otra, a las grietas geologicas que están afectando dramaticamente a distintas zonas del mundo, actualmente a una en concreto. Yo me acogí a esta última acepción y me he quedado trinchado al leerla.

    Me ha gustado, de veras.

    ResponderEliminar
  7. Esa vision que se te ocurrio
    Esas grietsa y esos nidos
    Esos versos esos riudos

    ME Gusto Mucho , de Colombia

    ResponderEliminar