miércoles, 11 de abril de 2012

(Posible)


Esto se ha escrito y dicho y pensado cientos de veces. Pero esta vez lo escribo yo. Para un amigo.

El pasado es un barco 
que se pierde en la niebla,
el presente nos asalta y
nos quema en las manos,
solamente el futuro
de verdad nos pertenece,
con su aroma que susurra
que todo es posible.


5 comentarios: