lunes, 29 de noviembre de 2010

(Criogenia)


Ponerme en conserva
entre sardina y sardina,
con oleos sagrados
o tomate frito.
Que ninguno de los nombres
figure en la lata,
y nos revivan la noche
que resucite Walt Disney.
Será como ponerse de nuevo de parto:
avanzar entre secreciones
de E-350 he sido niño.
Mi mamá estará muerta
y tu mamá también podremos
ponerle apellidos extraños 

a las cosas.
Nos darán un oficio.
O quizá siga todo igual
que hasta ahora las ubres
de las vacas consumidas,
la entepierna del campo
sobrexplotada y seca,
el mar escupiendo sorbos de listerine.
Quizá sólo podamos estar en museos.
Expuestos como fósiles confiados.
Con cartelito informativo anexo
que plausiblemente explique nuestra historia,
para asombro de generaciones
de celadores y freaks.
Expuestos justo debajo
del tyrannosaurus rex,
a la izquierda de la ballena corcovada,
nuestros huesos perdurarán
en su funda metálica,
observando inmóviles 

cómo vuestros huesos 
corren sin parar
y se consumen.
Cómo os llega la noche inquebrantable.



15 comentarios:

  1. Así me tienen a mí, justo así y me empiezo a cansar de estar muertecita-ita.

    Genial Don Pepe jejeje.

    ResponderEliminar
  2. ufff no sé si me dan más yuyu si las latas, las sardinas, los museos o los cartelicos explicativos.....


    Bletisa resucitate chiquilla !!!

    ResponderEliminar
  3. Mi niñooooooooo!!!
    Ya tengo internet!!!
    Y me fui el finde a Barcelona con Mayde, a la tertulia del grupo ZeroArt. Pásate por mi blog y me oirás.

    Por cierto, un poema que me ha dado escalofríos...ufff...estás que te sales...

    Besos enormes!!!

    ResponderEliminar
  4. Esta versión rebelde del Apocalipsis me ha dejado helada- pero con una especie de sonrisa dibujada- !!
    :)
    Rompés todos los esquemas, José.
    Tus versos son saetas, con punta de dulce veneno, y una delicadeza y filo de daga damasquina.
    Un beso


    SIL

    ResponderEliminar
  5. La tristeza se suaviza,
    la turbulencia del enojo se arremansa.
    Sé que olvido no hay,
    me consta el rigor de la memoria.
    El tiempo es mi aliado,
    su paso imperturbable
    adormece la herida.

    Los suspiros funcionan
    como un gas que me alivia.

    Las fibras laceradas
    zurcen un nuevo tramado,
    elaboran el cableado elemental
    que me revive.

    Las voces del pasado palidecen.
    Un nuevo canto empieza.

    No todo ha sido en vano.
    El corazón recupera su músculo.



    anuar bolaños.

    ResponderEliminar
  6. Estos versos me han dejado helada... que capacidad tienes de hacer sentir lo que quieres tu aqui... la catastrofe de color plata metalico y el encierro aucensia total y plena de cualquier tipo de calor.

    Que miedo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo ya me he sentido como sardina en lata!

    Un besote!

    ResponderEliminar
  8. ¡Señor, cartero... vengo a ver si me tiene alguna cartita o telegrama desde Andrómeda! Espere... creo que sí, que es éste: este poema es el mensaje que esperaba desde la otra galaxia... es que nos comunicamos con latas intergalácticas e interdimensionales... jejeje... Te jodo, José. El poema está "perro", como decimos en Cuba, que quiere decir que está rebueno. Tengo que venir más tarde o mañana, para releerlo y sacarle más jugo, que sé que tiene más para dar. He estado ocupado toda la semana pasada y os tenía a todos abandonados un poquitín... Por lo menos descansasteis de mis largos comentarios, jajaja. Un abrazo. Tienes en tu decir el sello de una estética "de ahora" y totalmente tuya. Pero eso ya lo sabías...

    ResponderEliminar
  9. Tema interesante ese del "camino a la inmortalidad"
    que tratas con tu característica ironía, y sarcasmo?...

    Tuyísimo e ingenioso, sin duda. Abrazos (con menos frío)

    ResponderEliminar
  10. Genial. Pondremos tus versos en conserva, entre página y página web...están buenísimos. Por cierto si me permites te llamaré Joseba. Es que es un nombre muy habitual para mí y desde que te sigo lo pensé. Jose Baena, para mí Joseba, me dejas?
    Besos

    ResponderEliminar
  11. me parece una poesia que no tiene desperdicios...

    totalmente interesante.

    saludos

    ResponderEliminar
  12. Hola a todos:

    ha sido curioso lo de este poema. Estaba escrito desde hacía más de un mes, pero sólo los primeros 8 versos. Lo fui a colgar y se me quedaba cojo. Así que hilando, hilando, lo amplié y así ha quedado.

    Noe => algo habrá desechable del poema. Alguno lo tiraría a la basura directamente XD. No yo claro, a mi me encanta y me alegra que a ti también.

    Eau => jajaja, Joseba, si en el fondo voy a ser del norte. Dicho por ti me gusta. Bss

    Soco => y quién no quiere perdurar? Sarcasmo, ironía, quizá desencanto en ocasiones. Es algo que me sale y que tengo que intentar contener para no llegar al cinismo. Un abrazo.

    Pedro => jajaja, si hay correo electrónico por qué no interestelar? Me encantan tus largos comentarios y siempre se echan de menos si no estas. Un abrazo

    Anuar => me halagas en serio, no vale que tu comentario-poema sea mejor que mi entrada-poema. Así no se puede ;)

    SIL => Señora de las letras, no me diga cosas así que al final las creeré. Me voy a imaginar escribiendo con la daga entre los dientes...

    A todos, gracias como siempre por pasaros y un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola, hay novedades en el blog del encuentro de poesia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Me encanta este poema. Y este blog.
    Pasearé por aquí a menudo.
    :)

    ResponderEliminar